Concepto general de la sonorización y la música


Sobre la música del día, mes y momento primero

El concepto básico propuso que la luz converse con la mujer, entre en ella y armonice con ella; la mujer converse con el hombre, el hombre responda armonizando con ella. Y al final, suenen los cantos celestiales de la luz, el amor y la vida.

El compositor propone en su obra que la luz empiece con la flauta, luego aparezca la mujer representada en las cuerdas y se transforman un poco la melodía de flauta y cuerdas armonizando, sobre las cuerdas aparece el motivo del hombre que se nivela con las cuerdas al repetir su melodía octavada, se juntan los tres motivos y aparecen los coros.

Sobre la música del día, mes y momento segundo

El concepto básico propuso que la mujer se refleje en ella misma, como un eco de su propia melodía, más madura. Que armonice ella misma y se llene de alegría, al entrar en comunión con la luz que está en su interior, y esa música que se produce entre la mujer y la luz baila en su interior y se hace gloriosa.

El compositor propone en su obra un diseño del contramotivo en espejo al motivo inicial, finalmente se escuchan ecos de las nuevas armonías en todas las voces.

Sobre la música del día, mes y momento tercero

El concepto básico propuso que la mujer entra en disonancia por la noticias y la realidad, pide a su amado que vuelva, quiere armonizar pero él no viene pronto, la luz va desapareciendo, y cuando ella ya está en el límite el hombre llega para recuperar parte de la armonía perdida. Él está igualmente nervioso y el accidente del vaso desata de nuevo el drama y la oscuridad disonante como el vaticinio de una noche complicada.

El compositor propone en su obra que el motivo rítmico se mantenga, solo que ahora es menor. Los coros también describen acordes menores y la luz se muestra como un lamento en la anacrusa del comienzo y en las disonancias del final.

Sobre la música del día, mes y momento cuarto

El concepto básico propuso que tanto ella como él intenten encontrar luz con cada puerta que abren, pero esa luz se extingue rápido, y no encuentran la armonía sin luz. Cada puerta que se abre es un recuerdo de luz, pero el golpe del cierre la extingue (esto podría ser muy percusivo, y porqué no, sin ritmo). Sin embargo, buscar la luz de otra manera, abrazados entre ellos y mirando a otro lugar (la ventana) da esperanza de armonizar de nuevo con esa débil luz.

El compositor propone en su obra que la pieza en la primera parte presente compases irregulares que rompen el carácter rítmico del motivo de ella, hasta el momento en que se retoma el motivo de él, y se vuelve a la sensación métrica que los caracteriza. Aparecen unos motivos de ruego en los últimos compases, y se cierra con la progresión disonante del coro.

Sobre la música del día, mes y momento quinto

El hombre siente que ella no puede encontrar la luz, es él el que levanta su ánimo con cariño y apoyo, la lleva lentamente a la luz que alcanza a entrar por la ventana. Ella no puede armonizar cómo lo hace él, él debe buscar la manera de entregar parte de su luz y armonía a ella. Le muestra poco a poco el camino a una luz.

Sobre la música del día, mes y momento sexto

Tanto él como ella dejan de buscar la luz fuera de ellos. Encienden la luz y el calor de su interior retoña, florece, da fruto. Cada luz que encienden ilumina más el espacio acogedor y la armonía invade poco a poco el lugar. Esa música aviva el espíritu como regalo del cielo.

Sobre la música del día, mes y momento séptimo

Ella y él se abrazaron en armonía perfecta y la luz comienza a involucrarse con ellos. Cada regalo es el símbolo de una luz que intenta entrar en armonía con ellos, ellos toman la luz en forma de retoños y frutos. Alimentan el espíritu de la melodía y exaltan con ello el canto de pájaros y la propia luz.

Sobre la música del día, mes y momento octavo

Coros de pájaros cantan al sol, la luz encanta la luz. Del amor y la vida, de ella y él brota el calor del hogar. La luz interior. Luz exterior e interior convergen y armonizan. Hay cánticos en lo alto y murmullos y voces de alegría entre los cercanos. Hombre y mujer crecen en la luz, luz del retoño, luz del fruto. La pequeña luz que llena el corazón de alegría incrementa el sonido celestial y glorioso de los pájaros.

Sobre la música del día, mes y momento noveno

El amor y la vida han creado una nueva melodía entre los dos. La luz ha renacido en él y en ella. Cada retoño, cada fruto, cada pequeña forma sonora se ha sumado a la nueva y enriquecida melodía de la luz. Es calor, es hogar, es recuerdo de todo lo anterior. Los cantos de los pájaros se mezclan con las voces humanas que cantan la llegada de la nueva luz que del interior se hace exterior.